Previous slide
Next slide

Introducción

Las enfermedades cardiovasculares (cardiopatía isquémica y enfermedad cerebrovascular) son la principal causa de muerte, tanto en España como en el resto del mundo (Fuente: Instituto Nacional de Estadística: año 2016, publicado en Febrero de 2018). La prevalencia de estas enfermedades, lejos de disminuir, continúa creciendo, debido al envejecimiento progresivo de la población y al aumento de las patologías que las favorecen, como la diabetes o la obesidad.
Este ha sido precisamente el objetivo del estudio CORDIOPREV, un proyecto de intervención dietética en el que 1002 pacientes con enfermedad cardiovascular previa han seguido dos programas de dieta saludable, para conocer si ambas son igual de beneficiosas, durante 7 años. Los dos modelos de dieta han sido:

  • Baja en grasas que no supera el <30 % del aporte calórico total en forma de grasa (12-14 % de Ácidos grasos Monoinsaturados).

  • Mediterránea, con un aporte calórico graso mínimo del 35 % (22% de Ácidos Grasos Monoinsaturados) a expensas fundamentalmente de aceite de oliva.

Hasta la fecha, ha sido el primer estudio en el mundo que ha abordado dicho propósito como objetivo principal, en pacientes con enfermedad cardiovascular previa. Es importante destacar que el desarrollo de este estudio no sería posible sin la colaboración inestimable y voluntaria de los pacientes y sus familiares.

Después de finalizar la intervención dietética hemos encontrado que se ha producido menos recurrencia de la enfermedad cardiovascular (infarto cardiaco, trombosis cerebral, revascularización, problemas circulatorios arteriales en piernas y muerte cardiovascular) tras la Dieta Mediterránea rica en aceite de oliva que tras la dieta baja en grasas (ver pestaña de publicaciones). Sin embargo, la frecuencia de estas recurrencias en global ha sido menor de la esperada, por lo que creemos que, aunque la Dieta Mediterránea se ha mostrado superior, ambas dietas han sido realmente eficaces.

Actualmente, existen varias líneas de investigación abiertas en el estudio Cordioprev para determinar los procesos biológicos que justifican los resultados obtenidos, obtener información comparativa de la evolución que ha tenido la población del estudio frente a la de personas en similares circunstancias pero que no participaron, o conocer la evolución clínica de los pacientes que participaron en Cordioprev en el futuro, entre otras.

Scroll al inicio