Anterior
Siguiente

Objetivo

Hipótesis y objetivos del trabajo

Existen dos modelos de dieta, con efecto potencialmente beneficioso en la prevención y tratamiento de las enfermedades cardiovasculares. Una de ellas es relativamente pobre en grasa y rica en hidratos de carbono complejos. Varios estudios aleatorizados han demostrado que esta dieta reduce el riesgo de sufrir nuevos episodios coronarios y de morir por cardiopatía isquémica, por lo que varias organizaciones internacionales la recomiendan para estos pacientes. La otra alternativa dietética es la dieta Mediterránea, rica en grasa monoinsaturada procedente del aceite de oliva. No existe ningún estudio de intervención, comparativo y aleatorizado, que demuestre si ambas dietas son igualmente beneficiosas para la prevención secundaria de enfermos con cardiopatía isquémica.

Hipótesis

La Dieta Mediterránea, rica en aceite de oliva (35% de calorías en forma de grasa, con 22% MUFA, 6% PUFA y 10% SAT) es eficaz para la prevención secundaria de la enfermedad coronaria.

Objetivos

  1. Objetivo principal: Comparar el efecto de una alimentación Mediterránea, rica en aceite de oliva (35% de calorías en forma de grasa, con 22% MUFA) con una dieta pobre en grasa, (<30% de calorías en forma de grasa, 12%-14% como MUFA), en enfermos coronarios de alto riesgo (angor inestable, infarto agudo de miocardio reciente y cardiopatía isquémica crónica, no susceptible de revascularización), sobre el riesgo de sufrir nuevos episodios clínicos de infarto de miocardio, necesidad de revascularización coronaria, ictus isquémico, arteriopatía periférica y muerte cardiovascular.
  2. Objetivos secundarios: Además del objetivo principal este estudio evaluará el efecto de las dietas sobre múltiples otros eventos clínicos y marcadores de riesgo cardiovascular y metabólico.
Ir arriba